Categorías
Management y negocio

¿Tu facturación es por horas? Mejora resultados con la “contratación estratégica”

Primero decir que incluiremos en este análisis a profesionales y empresas cuya facturación resulta de multiplicar un determinado número de horas (se entiende que trabajadas) por un precio de venta (PVP).

Ya sé que no todos los profesionales y las empresas facturan por horas, soy consciente de eso. Así que este “método” es más fácil de aplicar en sectores cuya mano de obra sea el factor clave a la hora de obtener ingresos como es el caso, por ejemplo, de las actividades de construcción especializadas. Y concretamente, me refiero a profesionales y empresas que contratan empleados para desarrollar estas actividades las cuales, generan más costes que un/a abogado o asesor/a.

En muchas ocasiones, profesionales y empresarios desconocen cuántas horas tienen que facturar y a qué precio, o las dos cosas a la vez, para que sus negocios sean rentables. Voy a intentar resolver estas dudas…

Supongamos que tenemos una empresa que se dedica al mantenimiento industrial y cuenta con un empleado (está por cuenta ajena) para realizar estas tareas y los costes variables anuales que soporta la empresa por este único empleado son:

  • Sueldos y salarios: 21.600 €.
  • Seguridad social a cargo de la empresa: 6.000 €.
  • Cursos de formación: 240 €.
  • Teléfono móvil: 360 €.
  • Útiles y herramientas: 1.440 €.
  • Dietas y desplazamientos: 1.560 €.
  • Total de costes variables por 1 empleado: 31.200 €.

Son costes variables porque si se deja de desarrollar esta actividad, no hará falta este empleado y por tanto, estos costes no existirán. Pero los costes fijos anuales de la empresa, sí que continuarán existiendo, los cuales son:

  • Reparaciones y mantenimiento: 1.200 €.
  • Servicios de profesionales independientes: 3.600 €.
  • Primas de seguro: 1.200 €.
  • Servicios bancarios y similares: 120 €.
  • Publicidad y promoción: 360 €.
  • Suministros: 600 €.
  • Otros gastos: 600 €.
  • Otros tributos: 720 €.
  • Amortizaciones: 7.200 €.
  • Total de costes fijos de la empresa: 15.600 €.

Por lo que los costes totales anuales ascienden a 46.800 €. Es la suma de 31.200 € más 15.600 €. Es decir, es la suma de los costes variables anuales más los costes fijos anuales.

Ahora, vamos a ver las horas por las que la empresa contrató a este empleado. Hay que tener en cuenta que, el empleado tiene derecho, por ley, a un mes de vacaciones, a tres días de permiso para asuntos propios y además, se puede poner enfermo (que lo estimamos) como cualquier persona. Estas horas de ausencia las restaremos a las horas convenio, por ejemplo. Si la jornada laboral es de 8 horas, pues bien, es tan sencillo como hacer:

  • Horas convenio: 1.800 horas.
  • Horas de vacaciones: -240 horas (30 días x 8 horas).
  • Horas de permiso: -24 horas (3 días x 8 horas).
  • Horas de ausencia por enfermedad (estimadas): -36 horas.
  • Total horas de presencia: 1.500 horas.

Pero además, el empleado tiene que prepararse el material, desplazarse por la fábrica, descansar, etc. que eso también son horas al cabo del año, las cuales llamaremos “horas muertas” y que también hay que tenerlas en cuenta.

Imaginemos que las “horas muertas” se estiman en 200 horas al año por empleado. Por lo que las horas estrictamente trabajadas y facturables son:

  • Horas trabajadas y facturables = 1.500 horas – 200 horas muertas = 1.300 horas/año.

Pues bien, ya podemos calcular el coste de la hora por empleado. Y se hace así:

  • Coste hora/empleado = Costes variables ÷ Horas trabajadas = 31.200 € ÷ 1.300 horas = 24 €/hora.

Está claro que si la empresa decide facturar la hora a 24 €, tendrá pérdidas porque sólo cubrirá los costes variables. Y, ¿qué hay de los costes fijos?

También se puede hacer igual que con los costes variables pero con los costes fijos, está claro:

  • Coste fijo hora/empleado = Costes fijos ÷ Horas trabajadas = 15.600 € ÷ 1.300 horas = 12 €/hora.

O sea, que estamos hablando de un coste total de 36 €/hora (24 €/hora variable + 12 €/hora fijo). ¡Uy! Si la competencia está prestando servicios a 30 €/hora… Nuestra empresa es más cara que nuestros rivales, ¿no? Nadie nos va a llamar…

No hay problema, hombre de poca fe… Mientras el precio de venta cubra los costes variables, los costes fijos los podemos repartir contratando a más empleados y obtener beneficios. Pero, ¿cuántos empleados más vamos a contratar?

Para esto está la “contratación estratégica”… Si establecemos el mismo precio/hora de venta que la competencia, tenemos un margen de 6 €/hora y empleado. Es decir, al precio de venta le restaremos el coste de la hora variable. Haremos:

  • Margen hora/empleado = 30 €/hora – 24 €/hora = 6 €/hora.

Si usamos la fórmula del umbral de rentabilidad o punto muerto, sabremos el número de empleados necesarios para no obtener pérdidas o beneficio “cero” y se calcula así:

  • Umbral de rentabilidad = Costes fijos ÷ Margen de contribución = 12 €/hora ÷ 6 €/hora = 2 empleados.

Como ya hay 1 empleado, se debe contratar a 1 empleado más para cubrir los costes fijos anuales.

Ahora demuéstralo, que me dirán muchos… Sin problema:

Ingresos por prestación de servicios = 2 empleados x 1.300 horas x 30 €/hora = 78.000 €.

(-) Costes variables = 2 empleados x 1.300 horas x -24 €/hora = -62.400 €.

(=) Margen de contribución = 78.000 € – 62.400 € = 15.600 €.

(-) Costes fijos = -15.600 €.

(=) Resultado = 0 €.

¡Ya lo tenemos! Si contratamos a otro empleado nos dejará un beneficio anual de:

  • Beneficio = Margen de contribución x Horas trabajadas = 6 €/hora x 1.300 horas = 7.800 €.

Es decir, 3 empleados contratados nos dejarían un beneficio anual de 7.800 € antes de impuestos, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *